30 octubre 2015

Magosto y esfollón

Hoy  hemos viajado en el tiempo para recordar muchas tradiciones del pueblo asturiano. Castañeros y castañeras iniciamos juntos la jornada  llegando al colegio por el Camino Seguro. Compartimos un día inolvidable gracias a la colaboración y participación de tod@s.
Disfrutamos con el esfollón, el magosto, la fabricación de la sidra dulce, el taller de instrumentos y juegos tradicionales como el tiro a la rana, la patefa  (rayuela o cascayu), zancos o anducas, carreras de chapas...  
Degustamos alimentos típicos de nuestra tierra como la boroña o pan de maíz, las castañas asadas, boños preñaos, manzanas, sidra dulce .... 
 En los pueblos y aldeas, el otoño es época de duro trabajo, los frutos del campo maduran y se recoge la cosecha. maíz, manzanas, uvas, fabas, castañas...  Antiguamente los vecinos se ayudaban y compartían el trabajo.  
El maíz se guardaba en graneros o en paneras, hórreos o desvanes. Después todos los vecinos se ponían de acuerdo para  hacer   el esfollón o esfollaza por las noches. es decir, para  deshojar las panoyas o mazorcas de maíz. 
Durante el esfollón se hacían concursos, quién era el más rápido, quién encontrara la panoya reina de granos rojos... ¡Hoy la encontró Alejandro!

Los chicos aprovechaban para conquistar a las chicas o para hacer alguna travesura como quitarle las castañas al dueño...
Terminaban el trabajo con magostos: compartiendo castañas asadas o cocidas y bebiendo sidra, vino o leche,  para celebrar el final de una jornada de duro trabajo o las buenas cosechas.... 

Con las hojas hacían mullidos colchones y los granos eran alimento para los animales: conejos, gallinas, vacas, caballos... disfrutan con las panoyas de maíz.
Con la harina de maíz se hacen las papas, la boroña, bizcochos, tortos... que están buenísimos y son muy saludables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario